Tales de Mileto nació en el último tercio del siglo VII y murió a mediados del siglo VI antes de Cristo. Es un conocido matemático y filósofo griego que se encontraba entre los siete Sabios de Grecia. Heródoto nos ha dejado un importante testimonio sobre sus actividades como estadista, ingeniero y astrónomo.
Tales fue un símbolo de la ingeniosidad matemática y geométrica, buena fe de ello dan los dos teoremas relativos a geometría que expondremos ahora.

Uno está enfocado a los triángulos rectángulos, las circunferencias y los ángulos inscritos. Dice así:

Sea C un punto de la circunferencia de diámetro AB,
distinto de A y de B.

Entonces el ángulo ABC, es recto.

 


El otro de los teoremas de Tales y sobre el que vamos a hacer hincapié es el referente a triángulos semejantes. Por ello, antes de exponer el teorema conviene repasar la definición de triángulos semejantes que es la siguiente: dos triángulos son semejantes si tienen los ángulos correspondientes iguales y sus lados son proporcionales entre si.

El teorema es el siguiente:
Si por un triángulo se traza una línea paralela a cualquiera de sus lados,
se obtienen dos triángulos semejantes.

Este teorema se lo atribuyó Eudemo a Tales y servía para medir las distancias de los barcos en el mar. Así mismo es una de las teorías posibles de cómo Tales midió la altura de una pirámide de Egipto, aunque Jerónimo de Rodas afirma que midió la sombra de la pirámide cuando el sol producía una sombra sobre un objeto igual a su altura.